Biblioteca

Biblioteca

lunes, 26 de septiembre de 2016

Siddharta


Esta novela  del escritor alemán Herman Hesse,ambientada en la India tradicional, relata la vida de Siddharta ,un hombre para quien el camino de la verdad pasa por la renuncia y la comprensión de la unidad que subyace en todo lo existente. En sus páginas, el autor ofrece todas las opciones espirituales del hombre y bucea en el alma de Oriente a fin de aportar sus aspectos positivos a nuestra sociedad occidental. Siddharta es una obra muy representativa de la Literatura universal y ha ejercido una gran influencia en la cultura de Occidente del siglo XX.
"La verdadera profesión del hombre es encontrar el camino hacia sí mismo." Herman Hesse, Premio Nobel de Literatura en 1946.
En el siguiente enlace tenéis la obra completa para descargarla: Siddharta
A continuación un documental sobre la figura y la obra del creador de esta magnífica obra literaria:


martes, 6 de septiembre de 2016

Romancero gitano


El Romancero Gitano es una de las creaciones líricas más significativas del siglo XX. Punto culminante de la primera etapa estética de Lorca, el propio poeta lo define como el poema de Andalucía, y lo llamó gitano porque en sus propias palabras el gitano es lo más elevado, lo más profundo, más aristocrático de mi país, lo más representativo de su modo y el que guarda el ascua, la sangre y el alfabeto de la verdad andaluza y universal. Es, sin embargo, un libro donde apenas sí está expresada la Andalucía que se ve, pero donde está temblando la que no se ve: un libro antipintoresco, antifolclórico, antiflamenco..., donde las figuras sirven a fondos milenarios y donde no hay más que un personaje grande y oscuro como un cielo de estío... la Pena. 
En el siguiente enlace tenéis una selección en formato digital de algunos de los poemas que integran esta obra de Federico García Lorca: Selección escogida



jueves, 4 de agosto de 2016

Tinísima

Novela que cautiva a cualquier lector ávido de conocer no sólo la vida de la fotógrafa que se convirtió en rígida y dedicada militante comunista, sino también de documentarse sobre las primeras décadas del siglo XX, porque este libro de ficción integra personajes, escenarios y hechos históricos fundamentales en ese convulso siglo.Ver página dedicada a la obra Tinísima.
La novela abarca buena parte de la vida de Tina: su relación con los artistas mexicanos y con el movimiento comunista internacional, su desvelo por un mundo mejor y la renuncia tan significativa a su propia creatividad en la fotografía para actuar como “camarada” más al servicio del Partido.
La autora Elena Poniatowska ha escrito un libro inconmesurable que no evita alusiones al encanto sensual de la protagonista. En él habitan todas las Tinas que Tina fue: la militante comunista, la amante, la artista, la mujer. La historia de esa vida, contada con tanta sensibilidad y comprensión como si fuera la propia. 

jueves, 21 de julio de 2016

La joven de la perla

En la segunda mitad del siglo XVII, el pintor holandés Johannes Vermeer inmortalizó en una tela a una bella muchacha adornada con un turbante y un pendiente de perla. Sus labios parecen esbozar una sonrisa sensual, pero sus ojos irradian la tristeza más profunda. La joven de la perla es la historia de una fascinación, de cómo surge un sentimiento que se mueve entre la admiración y el amor. La luz en los ojos de Griet, la sirvienta convertida en musa, encierra el misterio más profundo en el proceso de creación de una obra de arte. Tracy Chevalier evoca la vida cotidiana en el siglo XVII holandés en esta hermosa novela sobre el despertar a la vida y al arte.

domingo, 17 de julio de 2016

Tu nombre escrito en el agua

En Tu nombre escrito en el agua se reconstruye desde la memoria desconsolada la relación amorosa entre Sofía y Marina, dos mujeres de extraordinario parecido físico que buscaron la fusión de sus corazones con la misma intensidad que la de sus cuerpos. Novela de gran calidad literaria y de una singularidad erótica fue galardonada con el premio "La sonrisa vertical" en 1995. Su autora, una desconocida escritora hispanoamericana residente en Europa firmó con el nombre ficticio de Irene González Frei. Novela homoerótica y transgresora, que nos señala el amor pasional entre las protagonistas con crudeza y drama, que vale la pena ser leída y después tomar una ducha de agua fría.
 Ahí va un fragmento de esta novela:
Nada de esto nos importaba, porque sobre tu vientre desnudo yo dibujaba los trazos húmedos de mi lengua, subía hasta la cima de tus pechos, me detenía en el temblor de tus pezones y luego me dejaba caer otra vez hacia tu ombligo, lentamente, sin buscar atajos, desviándome para lamer el remate curvo de tu cadera, besar los labios de tu sexo con mis labios ardientes, y yo podía sentir las palpitaciones de tu corazón...

viernes, 1 de julio de 2016

Alina Reyes

Alina Reyes (seudónimo tomado de un cuento de Cortázar) nació el 9 de febrero de 1956 en Soulac, en el sudoeste de Francia. De nombre Aline Patricia Nardote, estudió latín y griego en la Escuela de Royan, licenciándose en Periodismo y Literatura Moderna en la Universidad de Burdeos. Se especializó en la obra de Marcel Schwob, sobre quien escribió su tesis doctoral. Trabajó como periodista independiente marchando a vivir primero a Montreal y después a París. Comenzó a publicar en 1988, dedicándose desde entonces a la escritura. En la actualidad vive entre París y los Pirineos. Escritora de renombre internacional, se dio a conocer con la novela El carnicero, y dejó su trabajo como periodista para dedicarse exclusivamente a la literatura. Desde entonces ha escrito numerosas novelas, en su mayoría de carácter erótico. Otros títulos son Satisfaction y La séptima noche ambas  traducidas al español y publicadas por Tusquets editores.
La hoja se hundió suavemente en el músculo y lo recorrió de arriba abajo con soltura. El ademán estaba controlado a la perfección. La rodaja cayó doblándose mansamente sobre el tajo. La carne oscura relucía, avivada por el contacto del cuchillo. El carnicero colocó la palma de la mano izquierda sobre el enorme entrecot, y con la derecha siguió cortando la pieza. Sentí bajo mi propia mano la masa fría y elástica. Vi penetrar el cuchillo en la carne muerta y consistente y abrir en ella una herida resplandeciente. El acero se deslizó a lo largo de la negruzca mole, la hoja y la pared brillaron. Texto extraído de la novela  El carnicero, 1989 : Una estudiante, cajera en una carnicería, se siente contra su voluntad atraída por el vulgar y obsceno carnicero. Aunque enamorada de un chico de su edad , sucumbe a la fascinación de ese hombre que parece representar la verdad última del sexo. Obscena pero también mística, angustiada e insolente, esta breve novela obtuvo en Francia un éxito fulminante y recibió el premio Pierre-Louys de literatura erótica.

lunes, 20 de junio de 2016

El marinero de Gibraltar

Durante unas vacaciones en Italia, un hombre, que ha decidido cambiar su vida, conoce a una rica y misteriosa joven que recorre el mundo en un lujoso barco en busca de un amor perdido, el marinero de Gibraltar; ex legionario, jugador impenitente, buscado por la policía. Juntos, de puerto en puerto, continuarán la búsqueda del marinero desaparecido, objeto de pasión, símbolo de belleza. Pero un amor imprevisto nace entre ellos. Si encuentran al marinero de Gibraltar, será el fin de este amor. Extraña contradicción. De Sète a Tánger, de Tánger a Abidján, y de Abidján a Léopoldville, su búsqueda prosigue.
En El marinero de Gibraltar, escrita en 1952, encontramos los principales temas de preocupación de Marguerite Duras: la búsqueda imposible del amor perdido, la separación, la ausencia… Un estilo muy particular y una atmósfera lánguida, de suposiciones, de silencios. Una obra muy bella traducida por primera vez al castellano. Imprescindible para los amantes de la literatura de Duras.




lunes, 13 de junio de 2016

El librero de Kabul

Kabul, primavera de 2002. Asne Seierstad una joven corresponsal noruega, se instala en casa del librero Sultán Khan y se queda a vivir con su familia para conocer de primera mano lo que sucede en la sociedad afgana tras haber sido liberada del régimen de los talibanes, y poder relatarlo luego en un libro. Encarcelado dos veces en nombre de la libertad intelectual, Sultán Khan, gran amante de la cultura y de los libros, incluso ha tenido que asistir a la quema de su propia biblioteca. Este hombre culto e inquieto conoce bien la literatura de su país y la situación de sus habitantes, ansiosos por salir adelante en un territorio azotado por la guerra y los conflictos durante más de veinte años. Por otro lado, Asne encuentra en la familia del librero de Kabul un microcosmos y un claro reflejo de la actual sociedad afagna, en plena búsqueda de nuevas formas de supervivencia. Durante los meses que dura su estancia en casa de la familia del Sultán Khan, la periodista noruega se convierte en testigo directo de su vida cotidiana. Novela testimonial e intimista de amores prohibidos, de matrimonios concertados, de actos de rebeldía juvenil... y de víctimas todos ellos de la dureza con que la sociedad islámica sigue gobernando la vida de las personas en Afganistán.

martes, 31 de mayo de 2016

Leonor de Aquitania

Leonor de Aquitania es un personaje fascinante por muy diversos motivos. Enmarcada en su época, la singulariza ya el hecho de haber sido reina en dos ocasiones y de dos países distintos (de Francia, casada con Luis VIII y de Inglaterra con Enrique II), pero sobre todo la fama de mujer indómita, rompedora con los usos y costumbres de su tiempo, lo cual desde una perspectiva actual resulta sumamente interesante. Flori analiza además hasta que punto influyó su figura en la literatura y la si fue tomada como modelo para algunos de los personajes literarios.Ya en "Ricardo Corazón de León" Jean Flori demostraba ser uno de los biógrafos más serios y rigurosos de las grandes personalidades de la Edad Media, añadiendo además la fluidez de su prosa narrativa. Su profundo conocimiento de la época le permite trazar con toda fidelidad el marco histórico en el que se movía la realeza y la aristocracia y analizar e interpretar el comportamiento de los personajes más allá de una simple exposición de hechos, lo que hace que sea una obra realmente interesante para cualquier lector.


sábado, 7 de mayo de 2016

La voz de la sirena

La escritora mallorquina Carme Riera reescribe el famoso cuento “La Sirenita” de Hans Christian Andersen en un libro con ilustraciones de Helena Pérez García que incluye el texto original de Andersen. La narradora otorga voz a la sirena para expresar su verdad a las mujeres de hoy: Aseguran quienes cuentan mi historia que el amor ofuscó mis sentidos...Lo aposté todo a esa carta única y cifrada, como tantas mujeres a lo largo de su inacabable historia de amores desgraciados.

sábado, 16 de abril de 2016

Cervantes. Un escritor en busca de la libertad.

El propio Cervantes nos explica su apasionante historia en este libro: las penurias de su infancia, su huida a Italia, su experiencia como soldado, la herida que recibió en Lepanto, su penoso cautiverio en Argel, los viajes que realizo por Andalucía y la Mancha recaudando impuestos, su paso por la cárcel... El rigor histórico y el dramatismo de los grandes relatos se conjugan en esta amena biografía, que nos ayuda a comprender mejor la obra de un escritor imprescindible.

sábado, 2 de abril de 2016

Viaje literario por Salamanca

Pocas ciudades habrán dado a luz tantos hijos pródigos relacionados con la literatura, ya sean reales, ficticios o incluso putativos. Salamanca es una de ellas. Recorremos los rincones novelescos que la pueblan, desde la casa de Unamuno al jardín de Calixto y Melibea o el café de Torrente Ballester.
De papel o de carne y hueso. Salamanca ha dado a luz personajes y rincones literarios de toda condición. Desde Carmen Martín Gaite, que nació en la ciudad castellano-leonesa y siempre volvía al café Novelty, al huerto de Calixto y Melibea, la casa de Miguel de Unamuno o el puente del Lazarillo. Ocho paradas literarias con denominación de origen charra.
1. Siguiendo a Melibea

No es muy grande, pero a los salmantinos les resulta suficiente para desconectar. Y a dos pasos del centro. Se trata del Huerto de Calixto y Melibea, un jardín medieval con tintes árabes cuyo nombre se relaciona de inmediato con la obra clave de Fernando de Rojas, La Celestina. Dicen que casi toda está localizada en Salamanca (el autor estudió aquí), aunque nunca se diga en el texto. Y una parte, en este jardín, el mismo de la casa de la inocente Melibea. Allí, entre parras, árboles frutales y aves de paso (como ahora), Calixto entraba buscando a un halcón. Hoy, a la entrada del parque, aparece desafiante la figura de la vieja alcahueta. Sólo de cintura para arriba. Dentro, se suman las efigies de otros cuantos personajes.


2. El café de Torrente Ballester

Este forastero llamado Gonzalo Torrente Ballester murió en su casa salmantina, en plena Gran Vía, una madrugada de 1999. No llegó aquí hasta 1975, cuando ocupó una plaza de profesor en el instituto Torres Villarroel, aún en pie en la avenida de Hilario Goyenechea. Pero donde más se le veía era en el centenario Café Novelty, bajo los soportales de la Plaza Mayor (en el número 2 concretamente). Allí pasaba las tardes dando forma a sus novelas y artículos. Por eso, una efigie a tamaño natural descansa en el puesto que solía ocupar. Hoy, las tertulias (literarias, taurinas, políticas...), siempre a las ocho, siguen siendo la seña de identidad de este antiguo café cantante... junto a los helados. El 13 de junio, cuando se cumpla el centenario del nacimiento del autor, Salamanca contará con otra escultura suya, esta vez en lo alto de la biblioteca que lleva su nombre.
3. La boina de Martín Gaite

Su padre era de Valladolid, pero su madre de Salamanca, por lo que sus primeros años los pasó en esta última, donde no fue al colegio porque su progenitor renegaba de los centros religiosos. Y poco más había para elegir... Sí fue a un instituto femenino, cuya experiencia relató a conciencia en su novela Entre visillos, que plasmaba los sueños de un grupo de adolescentes en una ciudad provinciana. También pisó la Universidad local, donde conoció a Ignacio Aldecoa, al que una madrugada cualquiera trajo a su ciudad para enseñarle su amanacer. Lo hizo junto a Ana María Matute, Rafael Sánchez Ferlosio, Rafael Azcona... Desde 2000, año en que murió la escritora, una original escultura en la que su cuerpo adopta forma de libro está plantada en la céntrica plaza de los Bandos. No le falta, por supuesto, su característica boina calada. Aquí había nacido 75 años antes.
 4. Un Lazarillo de piedra

Lázaro González Pérez nació a orillas del Tormes, en lo que en el siglo XV era un pueblo independiente, el de Tejares, y hoy un barrio más de Salamanca. Allí, el que ha pasado a la posteridad literaria como Lazarillo de Tormes hacía de las suyas entre hermanastros mulatos, amos con forma de arciprestes y mendrugos de pan arrancados de cuajo. Uno de los capítulos más célebres tiene lugar en el puente romano, junto al que sobresale un toro de piedra sin cabeza. El muchacho se acerca a él guiado por otro de los protagonistas, el ciego, para escuchar sus rumores, pero sólo logra una buena reprimenda. En ese enclave, frente a la iglesia de Santiago, hoy surge la estampa en bronce de los dos personajes, cuyo padre podría dejar de ser anónimo para convertirse en el poeta Diego Hurtado de Mendoza, según las últimas pesquisas.

5. Unamuno, el rector que vino del Norte

El que fuera tres veces rector de la Universidad de Salamanca, concejal y hasta diputado por la ciudad castellano-leonesa no nació aquí, pero sí murió. Lo hizo durante una tertulia con amigos el último día de 1936. Y en su propia casa, en la calle Bordadores, 4, en la que se encontraba bajo arresto domiciliario desde hacía tres meses. Sin embargo, su actual museo no está aquí, sino en la antigua Casa Rectoral de la calle Libreros, 25, donde vivió algunos años antes. Un recorrido por este singular edificio del siglo XVIII da cuenta hoy de las lentes que usaba el bilbaíno, de sus manuscritos, su ropa, su parra aferrada a la ventana... La ruta vuelve a la calle Bordadores, 14, para entrar en el café-bar que hoy lleva el nombre de una de sus obras cumbre: Niebla.



6. El aula de Fray Luis de León

Nacido en Cuenca y fallecido en Ávila, el humanista Fray Luis de León ha pasado a los anales por su vinculación con Salamanca y, sobre todo, con su Universidad. Allí sigue intacta el aula en el que impartía clases y de la que le echaron por traducir El cantar de los cantares al castellano, tal y como denunciaron sus propios compañeros (y sobre todo el catedrático de Griego), con los que también se había enfrentado en los pasillos. A su vuelta de la cárcel tras cinco años, el poeta se limitó a comentar: «Como decíamos ayer...», frase que, junto a él, ha pasado a la Historia. Quien haya recorrido la ciudad recordará también su estatua, emplazada justo enfrente de la antigua fachada de la Universidad. Y de la famosa rana montada sobre la calavera, ésa que hay que encontrar si uno quiere pasar de curso.
7. Los fantasmas de la Plaza Mayor

Muchos turistas (o incluso lugareños) ni se fijan, pero a otros tantos les da por descubrir a los personajes que penden de cada medallón de los arcos de la Plaza Mayor, culmen de las castellanas de su especie. Y eso que llegó a ocupar tres veces más. Los medallones hacen referencia a algún ilustre vinculado con la ciudad. Y buena parte con la literatura. Es el caso de Santa Teresa de Jesús, que conoció a fondo estos lares, el propio Unamuno o Miguel de Cervantes, quien localizó aquí su novela ejemplar El licenciado Vidriera. Una inscripción sobre ella descansa en una de las fachadas de la Universidad. El de Lepanto también sacó a relucir en El Quijote sus saberes sobre la zona al dar vida al universitario salmantino Sansón Carrasco.


8. De profesor, Satanás
La ruta literaria puede continuar en la calle La Latina, que rinde homenaje al lugar en el que nació la primera mujer que entró en la Universidad... aunque vestida de hombre. Se trataba de Beatriz Galindo, conocida por el sobrenombre la Latina por ser la profesora de latín de Isabel la Católica. Otro que daba clases por la zona, cerca también de la Universidad, era el mismísimo diablo, esta vez en la Cueva de Salamanca, en la cripta de la iglesia de San Ceprián. Enseñaba sólo a siete alumnos y durante siete años. Una vez transcurridos, se quedaba con uno, con el mejor. Un marqués, el de Villena, logró escapar, pero a costa de perder su sombra por el camino.

Salamanca es una ciudad que enamora. El centro histórico destaca por las construcciones con piedra de Villamayor, que por su facilidad de trabajo permite elaborar las más finas filigranas y por su contenido en hierro la ciudad adquiere una luz especial al atardecer.
Quiero detenerme en diversas frases celebres de distintos personajes históricos que realzan la belleza de esta ciudad.
Miguel de Cervantes, que posiblemente fue alumno de la Universidad, realizaba repetidas referencias a Salamanca, por ejemplo en un entremés titulado La Cueva de Salamanca o mediante el personaje del bachiller Sansón Carrasco en el popular Don Quijote de La Mancha. En una de sus novelas ejemplares, El licenciado vidriera Cervantes habla en dos ocasiones:  
Salamanca que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que la apacibilidad de su vivienda han gustado”. Esta frase la encontramos en una placa adherida a la trasera del edificio de la Universidad en la Plaza de Anaya.
Y en el mismo libro también encontramos “Advierte hija mia, que estas en Salamanca, que es llamada en todo el mundo madre de las ciencias, y que de ordinario cursan en ella y habitan diez o doce mil estudiantes. Gente moza, antojadiza, arrojada, libre aficionada, gastadora, discreta, diabólica y de buen humor.”
Lope de Vega hablaba así de Salamanca y su Universidad en “La Limpieza No Manchada”.
"Pero, ¿por qué me detengo
ínclita ciudad famosa
favorecida del cielo
Real Universidad,
madre de tantos ingenios
que has dado tantos Catones
a los Reales consejos
del soberano Filipo,
y a tantas grandezas dueños?
¡Famosa Universidad,
Salve, luz del Evangelio,
celebrada en todo el mundo
con razón!"
En el romance "A una dama que deseaba saber su estado, persona y vida" Pedro Calderón de la Barca dice:
"Bachiller por Salamanca
También me hice, luego, cuya licencia
Que en mil actos me disculpa"
José de Espronceda, en "El estudiante de Salamanca" nos habla de
"la famosa Salamanca, insigne en armas y letras, patria de ilustres varones, noble archivo de las ciencias."
Víctor Hugo fascinado por la alegría de los estudiantes y la belleza de la ciudad hablaba de ella como
"Salamanca reposa sonriente sobre sus tres colinas
Duerme al son de las mandolinas
Y se despierta sobresaltada por el griterío de sus estudiantes"
Más recientemente Miguel de Unamuno dedicó a Salamanca varias frases célebres:
¡Esta Plaza Mayor de Salamanca! […] Este es el corazón, henchido de sol y de aire, de la ciudad; el templo civil, sin otra bóveda que la del cielo.
Es una fiesta para los ojos y para el espíritu
Ver la ciudad como poso del cielo en la tierra de las aguas del Tormes
Salamanca, Salamanca
renaciente maravilla
académica palanca
de mi visión de Castilla
Frases populares sobre Salamanca hay muchas, aquí pongo algunos ejemplos:
Quien quiera aprender que vaya a Salamanca.
En todas las ciencias primera, Salamanca enseña
Salamanca, Roma la Chica.
Salamanca, la Atenas de occidente
Salamanca Madre de las Ciencias.
El Rey Fernando III otorgó y mandó que hubiera escuelas en Salamanca.
Salamanca no hace milagros, el que va jumento no vuelve sabio.
Lo que natura no da, Salamanca no lo otorga.
Carmen Martín Gaite. Esta famosa escritora salmantina reflejó sus recuerdos de juventud en el libro El cuarto de atrás, donde menciona su vida en Salamanca. También habló de una ciudad provinciana, fácilmente reconocible para los salmantinos, en una de sus obras más conocidas: Entre visillos.
Salamanca ha estado presente desde siglos atrás en la literatura, sirviendo de escenario a numerosos episodios novelísticos.
La Celestina de Fernando de Rojas.Esta historia de amor trágico tiene su escenario principal en el Huerto de Calixto y Melibea, sobre la Muralla, donde una estatua recuerda a la Celestina con esta inscripción: Soy una vieja como el mundo me hizo, ni mejor ni peor.El libro de La Celestina, de Fernando de Rojas, es una de las obras imprescindibles de la literatura española.
El Lazarillo de Tormes. El lázaro debe su nombre a haber nacido en la ciudad del Tormes: Salamanca. En la novela se cuenta como el Ciego casi le abre la cabeza al Lazarillo contra el verraco que se encuentra encima del Puente Romano:
Salimos de Salamanca, y llegando a la puente, está a la entrada della un animal de piedra, que casi tiene forma de toro, y el ciego mandóme que llegase cerca del animal, y allí puesto, me dijo: "Lázaro, llega el oído a este toro, y oirás gran ruido dentro de él." Yo simplemente llegue, creyendo ser ansí; y como sintió que tenía la cabeza par de la piedra, afirmó recio la mano y dióme una gran calabazada en el diablo del toro, que más de tres días me duró el dolor de la cornada, y díjome: "Necio, aprende que el mozo del ciego un punto ha de saber mas que el diablo", y rió mucho la burla.

En la actualidad, existe una estatua que los representa a los dos a la entrada del Puente Romano. No se sabe quién escribió El Lazarillo de Tormes, pero es una obra maestra caracterizada por ser la precursora de la novela picaresca.


sábado, 5 de marzo de 2016

Crimen y castigo

Crimen y castigo (1866), considerada por la crítica como la primera obra maestra de Dostoievski, es un profundo análisis psicológico de su protagonista, el joven estudiante Raskolnikov, cuya firme creencia en que los fines humanitarios justifican la maldad le conduce al asesinato de una vieja usurera petersburguesa. Pero, desde que comete el crimen, la culpabilidad será una pesadilla constante con la que el estudiante será incapaz de convivir. El estilo enfebrecido y compasivo de Dostoievski sigue con maestría única los recovecos de las contradictorias emociones del estudiante y refleja la lucha extrema que libra con su conciencia mientras deambula por las calles de San Petersburgo. Ya en prisión, Raskolnikov se da cuenta de que la felicidad no puede ser alcanzada siguiendo un plan establecido a priori por la razón: ha de ganarse con sufrimiento.

martes, 23 de febrero de 2016

Mi último suspiro

La memoria es invadida constantemente por la imaginación y el ensueño y, puesto que existe la tentación de creer en la realidad de lo imaginario, acabamos por hacer una verdad de nuestra mentira. Lo cual, por otra parte, no tiene sino una importancia relativa, ya que tan vital y personal es la una como la otra.
En este libro semibiográfico, en el que de vez en cuando me extravío como en una novela picaresca, dejándome arrastrar por el encanto irresistible del relato inesperado, tal vez subsista, a pesar de mi vigilancia, algún que otro falso recuerdo. Lo repito, esto no tiene mayor importancia. Mis errores y mis dudas forman parte de mí tanto como mis certidumbres. Como no soy historiador, no me he ayudado de notas ni de libros y, de todos modos, el retrato que presento es el mío, con mis convicciones, mis vacilaciones, mis reiteraciones y mis lagunas, con mis verdades y mis mentiras, en una palabra: mi memoria.
 Luis Buñuel: Mi último suspiro, Plaza & Janés, 1982, pág. 15

martes, 2 de febrero de 2016

Antología universal del relato fantástico

Espléndida edición muy cuidada que recoge 55 de los mejores relatos universales fantásticos de los siglos XIX y XX . Con un magnífico prólogo a cargo del antólogo Jacobo Siruela nos indica que lo fantástico no puede quedar circunscrito al cuento de terror y sus variantes, sino que debe referirse a un fenómeno literario más amplio, cuyo rastro multiplica sus huellas en todas las literaturas del mundo.
Se trata de un libro imprescindible, de apasionante lectura, de relatos que se han mantenido tan frescos como cuando fueron escritos y que representan un modo interesante de acercarse al estilo de grandes clásicos universales en textos que cautivan al lector inmediatamente. 
Aquí va una muestra de esta magnífica obra: Extracto de la antología.

lunes, 18 de enero de 2016

Viaje literario por Granada

Granada es una de esas ciudades que te embrujan desde el primer momento en que llegas y paseas por sus calles. Respira magia y embriaga su aroma cautivador por donde detengas tu mirada olfativa de buen viajero. Poética como ninguna ciudad española lleva en su interior un libro abierto lleno de fascinantes historias. Granada es reconocida mundialmente por su importancia en la Literatura Universal gracias a su trayectoria poética y literaria, convirtiéndose en la única cuidad de habla hispana que ha obtenido por la UNESCO el prestigioso  reconocimiento de "Ciudad de la Literatura". Son varios los paseos que uno puede realizar por esta hermosa ciudad y dejarse llevar por la literatura que ha dado y ha inspirado a lo largo del tiempo. Una topografía literaria que nos hace soñar y disfrutar con la lectura. Veamos algunos de los itinerarios más interesantes que podemos realizar en la mágica ciudad nazarí:  
 El Albaicín es un paseo que se inicia en el mirador de San Cristóbal y finaliza en el mirador de San Nicolás, recorriendo diversos espacios de este barrio granadino declarado Patrimonio de la Humanidad en 1994. Lugares como las plazas de San Bartolomé y San Gregorio Alto, el carmen de la Cruz Blanca y la casa de los Mascarones, entre otros, se ilustran con la lectura de textos de escritores como Federico García Lorca, Francisco Ayala o Rafael Guillén.


  La Carrera del Darro es un itinerario que, partiendo de la plaza Nueva y finalizando en el carmen de la Victoria, recorre uno de los espacios urbanos granadinos más conocidos. Lugares como la plaza de Santa Ana, el puente del Cadí, el museo Arqueológico o el paseo de los Tristes, entre otros, son ilustrados con la lectura de textos de autores como Manuel Benítez Carrasco, Antonio Gala o Ángel Ganivet.


Ruta de Luis García Montero: Comienza en el paseo de la Bomba, donde se sitúa la casa familiar, y finaliza en el café-bar La Tertulia, punto de encuentro de nuestro poeta con intelectuales de la cultura granadina de su época. El recorrido pretende darnos a conocer los lugares granadinos más significativos de Luis García Montero relacionándolos con su obra literaria: su casa natal, el colegio de los Padres Escolapios, la Plaza Bibrambla, lugar de juegos y escapadas infantiles, etc. 
 

  El Realejo hace su recorrido por este antiguo barrio judío mandado destruir por el Rey Fernando el Católico y donde se asentaron algunas principales familias castellanas. Se visitarán lugares como la placeta de la Puerta del Sol, la casa de los Tiros, plaza de Santo Domingo y campo del Príncipe, entre otros. Todos estos emplazamientos serán ilustrados con la lectura de escritores como Federico García Lorca, Felipe Romero, o fray Luis de Granada.
 


Ruta Francisco Ayala: Se inicia en la plaza de Gran Capitán y finaliza en el palacete del Alcázar Genil, sede de la Fundación Francisco Ayala. El recorrido nos permitirá conocer lugares con los que el escritor, durante los años en que vivió en Granada hasta su marcha a Madrid a los 16 años, mantuvo una especial relación: la calle San Agustín, el colegio de Niñas Nobles o el desaparecido barrio de la Manigua. 





Os invito a que visitéis la siguiente página web para completar las rutas literarias que esta maravillosa ciudad nos ofrece: Secretos de Granada: visitas guiadas, rutas literarias y eventos culturales 

Unas palabras literarias sobre Granada:
Granada es el Damasco de al-Andalus, pasto de los ojos, elevación de las almas.   Tiene una alcazaba inexpugnable, de altos muros y edificios espléndidos. Se    distingue por la peculiaridad de su río, que se reparte por sus casas, baños, zocos, molinos exteriores e interiores y jardines. Dios la ha adornado colocándola en lo alto de su extensa vega, donde los lingotes de plata de los arroyos se ramifican entre   la esmeralda de los árboles. El céfiro de su Nayd y el bello panorama de su Hawr   encantan ojos y corazones, sutilizando las almas. Todo en ella es nuevo y peregrino. No le faltan ilustres personajes, grandes sabios y eminentes poetasAl-Saqundi

Granada es apta para el sueño y el ensueño, por todas partes limita con lo inefable… Granada será siempre más plástica que filosófica, más lírica que dramática. Federico García Lorca

Con qué pereza se va el sol de Granada, se esconde bajo el agua, se esconde en la Alhambra. Ernest Hemingway

Estoy pisando una tierra encantada y me encuentro rodeado de románticos recuerdos. Desde que en mi lejana infancia, a orillas del Hudson, recorrí por primera vez las páginas de la vieja y caballeresca historia apócrifa de Ginés Pérez de Hita sobre las guerras civiles de Granada y las luchas de sus valientes caballeros Zegríes y Abencerrajes, fue siempre esta ciudad objeto que despertó mis sueños; mi fantasía recorrió con frecuencia las románticas estancias de la Alhambra. Y he aquí, por vez primera, realizado un sueño; sin embargo, no doy crédito a mis sentidos y hasta dudo que habite el palacio de Boabdil o que contemple la hermosa Granada desde sus balcones. Washington Irving

Granada, al igual que Roma, ha sido para mí una de las ciudades más interesantes del mundo; un lugar donde creí poder echar raíces y, sin embargo, en ambas ciudades me sumí en un estado de ánimo de esos que los afortunados menos sensibles llamarían morboso. Hans Christian Andersen

Todo es posible en Granada. En Granada puedes verlo todo, lo ideal y lo irreal. Luis Varela

MALETA LITERARIA


 La protagonista borda una bandera liberal para don Pedro de Sotomayor, su enamorado y cabecilla del movimiento revolucionario. Don Pedro se reúne con otros conspiradores en casa de Mariana, pero la llegada de Pedrosa, autoridad gubernamental, los obliga a escapar. Pedrosa, que conoce la conspiración intenta que Mariana acceda a sus requerimientos amorosos a cambio de desconocer su implicación. Ella no cede y es apresada, la condenan a muerte y queda recluida en un convento. Pedro intenta convencerla para que ceda. Mariana es ejecutada. Granada como escenario poético de la lucha por la libertad individual y colectiva en un momento clave de la historia. Imprescindible leer todo Lorca.




 En los papeles carmesíes que empleó la Cancillería de la Alhambra, Boabdil —el último sultán— da testimonio de su vida a la vez que la goza o la sufre. La luminosidad de sus recuerdos infantiles se oscurecerá pronto, al desplomársele sobre los hombros la responsabilidad de un reino desahuciado. Su formación de príncipe refinado y culto no le servirá para las tareas de gobierno; su actitud lírica la aniquilará fatídicamente una épica llamada a la derrota. Desde las rencillas de sus padres al afecto profundo de Moraima o Farax; desde la pasión por Jalib a la ambigua ternura por Amín y Amina; desde el abandono de los amigos de su niñez a la desconfianza en sus asesores políticos; desde la veneración por su tío el Zagal o Gonzalo Fernández de Córdoba al aborrecimiento de los Reyes Católicos, una larga galería de personajes dibuja el escenario en que se mueve a tientas Boabdil. Esta novela obtuvo el Premio Planeta 1990.

Antología coordinada por José Martín de Vayas y prologada por Juan Mata en la que se ha intentado plasmar el panorama poético de Granada durante los quince años que llevamos de siglo XXI, para ofrecer un amplio abanico de creaciones poéticas nacidas en una misma ciudad a lo largo de tan solo quince años, incluyendo a los nacidos o residentes en la misma, pero también a autores que han mantenido una especial relación con Granada durante algún tiempo. Para este libro ciento cincuenta poetas han colaborado generosamente, en muchos casos con poemas inéditos o escritos expresamente para la ocasión. Granada en estado puro con bellos poemas que nos dibujan un fresco panorama literario actual de esta poética ciudad andaluza.



Cuenta, en primera persona, la vida de Alonso de Granada Lomellino, segundo hijo de un rico mercader afincado en Granada en la segunda mitad del siglo XVI, procedente de Italia. La acción, llena de intrigas palaciegas y referencias históricas, se desarrolla en el contexto de una sociedad dominada por el progresivo empobrecimiento cultural y la represión religiosa de los moriscos, en una deriva inevitable hacia la intolerancia. Una fascinante novela histórica que nos lleva a descubrir la ciudad de Granada durante una época realmente impresionante.




Tras su llegada a España Washington Irving inicia un recorrido por tierras andaluzas. Durante su visita a Granada queda extasiado por la majestuosidad de la Alhambra en cuyas habitaciones tiene la fortuna de alojarse. Allí conoce a varios personajes que le acompañarán durante su estancia en tierras granadinas. De las conver saciones con éstos y de las historias que escucha a su fiel criado y guía Mateo Jiménez transcribirá leyendas y tradiciones transmitidas de padres a hijos durante generaciones. De esta forma con sus Cuentos de la Alhambra Washington Irving escribió una rica y detallada crónica de la España de la primera mitad del siglo XIX y sobre todo supo transmitir la magia y el misterio de toda una época.



La significación de la Alhambra de Granada rebasa su categoría de monumento histórico para erigirse como referencia universal de la cultura andalusí, fuente de inspiración constante para generaciones de escritores y artistas que han recreado la belleza y la singularidad de una de las joyas arquitectónicas mejor conocidas y más celebradas de España. Esta antología reúne una nutrida colección de poemas escritos por autores españoles o hispanoamericanos con el conjunto monumental de fondo, desde los romances fronterizos de la Reconquista hasta los poetas actuales, a lo largo de más de cinco siglos de fascinación que han dejado una profunda huella en nuestras letras. Garcilaso, San Juan de la Cruz, Lope de Vega, Góngora, Zorrilla, Rubén Darío, Unamuno, Villaespesa, Juan Ramón Jiménez, Lorca, Borges, Álvaro Mutis, Antonio Carvajal o Javier Egea son sólo algunos de los nombres recogidos en la selección, que se acompaña de un oportuno apéndice con información sobre los autores y las circunstancias de composición de los poemas.


GRANADA

Granada, calle de Elvira, 
donde viven las manolas, 
las que se van a la Alhambra, 
las tres y las cuatro solas. 
Una vestida de verde,
otra de malva, y la otra, 
un corselete escocés 
con cintas hasta la cola. 

Las que van delante, garzas 
la que va detrás, paloma, 
abren por las alamedas 
muselinas misteriosas.
¡Ay, qué oscura está la Alhambra! 
¿Adónde irán las manolas 
mientras sufren en la umbría
el surtidor y la rosa? 

¿Qué galanes las esperan? 
¿Bajo qué mirto reposan? 
¿Qué manos roban perfumes 
a sus dos flores redondas? 

Nadie va con ellas, nadie; 
dos garzas y una paloma. 
Pero en el mundo hay galanes 
que se tapan con las hojas. 
La catedral ha dejado 
bronces que la brisa toma; 
El Genil duerme a sus bueyes 
y el Dauro a sus mariposas. 

La noche viene cargada
con sus colinas de sombra; 
una enseña los zapatos 
entre volantes de blonda;
la mayor abre sus ojos 
y la menor los entorna. 

¿Quién serán aquellas tres 
de alto pecho y larga cola? 
¿Por qué agitan los pañuelos? 
¿Adónde irán a estas horas? 
Granada, calle de Elvira, 
donde viven las manolas,
las que se van a la Alhambra, 
las tres y las cuatro solas. 
Federico García Lorca (1898-1936)


Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...